domingo, 28 de octubre de 2012

Saco de dormir verde

He tenido que hacer de urgencia otro saco de dormir, en uno de los que tenía ya no podía estirar las piernas mi niña, como ha crecido, eso sí, va a cumplir un año y sigue pidiendo pecho todas las noches, exactamente a las 4, y a la vista de los fríos que se acercan hay que prepararse. El patrón es el mismo que el blanco y las telas las mismas, en este tocan lunares en vez de hojas. El bies de las sisas y del escote me han dado toda la lata del mundo y al final, desesperada y mirando el reloj, le eché un zig-zag y listo. Ahora mismo mi nena duerme, con un poco de tos y mocos, pero calentita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario